Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial se usará en las entrevistas de trabajo

El desarrollo de la Inteligencia Artificial tendrá una aplicación muy parecida a la que ya intuyera el novelista Philip K. Dick en su obra “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”: descubrir nuestras verdaderas intenciones… en una entrevista de trabajo.

En aquel libro de 1968, pasado al cine años después por Ridley Scott en “Blade Runner”, Rick Deckard (Harrison Ford) desenmascaraba a los replicantes a través de un test que era una mezcla entre un polígrafo y un visor de la empatía.

Pues bien, el legendario Test Voight-Kampff podría empezar a lucir sobre las mesas de contratación de Recursos Humanos de todas las empresas del mundo en menos de lo que nos imaginamos.

La idea parte de Corea del Sur, donde ya existen academias que preparan a los aspirantes con formaciones específicas de 3 horas en las que les enseñan a, digamos, comportarse con aplomo delante de una máquina.

El proceso es muy parecido al sugerido en la ciencia ficción: un sujeto sometido a prueba, una máquina implacable ante él y un puñado de preguntas de las que dependerá un puesto de trabajo.

En la película de R. Scott, un replicante podía ser desenmascarado con unas 30 preguntas (6 en el libro). Desconocemos cuantas necesitará un programa de Inteligencia Artificial para considerar que un candidato es el óptimo para un puesto de trabajo, pero sí sabemos que las preguntas serán muy parecidas a las que barajara el viejo Deckard en Blade Runner, por ejemplo, «Estás en un viaje de negocios con tu jefe y ves que usa la tarjeta de crédito de la empresa para comprarse algo personal. ¿Qué le dirías?».

Se trata pues de un sistema de gamificación a través del cual el programa podría detectar alrededor de 37 capacidades diferentes de un candidato para un puesto de trabajo concreto. Nada de respuestas A, B o C, será la intención y la forma de afrontar el problema lo que realmente determinará que una respuesta u otra sean realmente las correctas.

Como ya sucediera en las cruentas batallas entre Deep Blue y el ajedrecista Kasparov, vencer a una máquina no resulta tarea fácil pese a que, como decíamos al principio del artículo, ya existan academias que preparan a los aspirantes.

Solo en Corea del Sur se estima que casi el 25% de las empresas más grandes del país usarán la Inteligencia Artificial en sus procesos de contratación, pero no se debe ver este dato como algo lejano. En España, la empresa de cosméticos L´Oreal, ya emplea la IA en las primeras fases de sus procesos de contratación previos a una entrevista personal, debido al elevado número de candidatos que manejan.

Otro ejemplo nacional es Unilever, quienes criban candidatos a través de juegos online que devuelven datos muy específicos sobre la capacidad de adaptación y competencias personales de sus aspirantes.

Por el momento, la decisión final siempre va a depender de un humano que evaluará en una entrevista personal los resultados arrojados por la Inteligencia Artificial, no obstante, los datos son contundentes, dado que se pueden obtener más de 25.000 puntos de información, en las que se analiza el lenguaje, el tono o el vocabulario, en entrevistas con una duración de no más de 15 minutos.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último

Artículos relacionados