La exposición Van Gogh Alive: The Experience se puede disfrutar en Alicante hasta el próximo 16 de diciembre en la Lonja del Pescado.

Alicante recibe este otoño la exposición multisensorial multimedia más visitada del mundo. Desde el 13 de septiembre, los alicantinos pueden disfrutar de Van Gogh Alive: The Experience, una experiencia envolvente que combina más de 3.000 imágenes en movimiento con luces y música para acercar la obra y personalidad de Van Gogh de una forma única.

Ideada por la compañía australiana “Grande Exhibitions”, Van Gogh Alive se encuentra actualmente en su primera gira por España. Alicante es la primera ciudad de la Comunidad Valenciana donde se expone, y promete ser uno de los fenómenos culturales de la temporada. Ya ha sido visitada y admirada por millones de personas en todo el mundo.

Julia Selivanova, fundadora de Nomad Art, empresa organizadora de la gira, explica que esperan “que esta experiencia multimedia sea un éxito en Alicante y en todas las ciudades por donde pasará la gira 2018-2020”.

Van Gogh Alive es una exposición apta para todos los públicos, que tiene una duración media de 1 hora, aunque no hay límite de permanencia dentro del recinto. Las entradas pueden adquirirse en la página oficial del evento, y se deberá seleccionar una fecha y una hora orientativa para organizar la afluencia de público, especialmente los fines de semana y festivos. Hay descuentos los días laborables, así como para niños, mayores, estudiantes, personas con discapacidad y desempleados.

Tecnología Sensory4 en Van Gogh Alive Alicante

Las obras de Vincent Van Gogh se han visitado durante más de 100 años en museo del mundo entero, pero la exposición Van Gogh Alive no es un una manera corriente de apreciar el arte. Se trata de una experiencia multisensorial, en la que la obra del pintor cobra vida, así como sus pensamientos y su inspiración.

La experiencia Van Gogh Alive utiliza la tecnología Sensory4 para su puesta en escena. Este sistema combina imágenes en movimiento multicanal, sonido envolvente y decenas de proyectores de alta definición, para conseguir una calidad de cine.

La tecnología Sensory 4 permite una visualización espectacular de las obras, transformando un espacio de exposición en una experiencia dinámica gracias a pantallas de casi seis metros de altura que cubren no solo las paredes, sino también las columnas o el suelo. De este modo, se disfrutan todos los detalles de las obras más famosas de Van Gogh.