El Imperial College de Londres será la primera Universidad del mundo en cambiar a sus profesores de carne y hueso por hologramas.

Los hologramas empiezan a incorporarse a nuestro día a día. Hace pocas semanas que expertos en este tipo de tecnología de comunicación anunciaban que los hologramas se generalizarán en cinco años, y esta semana el Imperial College de Londres ha anunciado que sustituirá a sus profesores de carne y hueso por imágenes holográficas.

Aunque pueda parecer un paso futurista, esta institución educativa ha señalado que ya ha hecho sus primeras pruebas con esta tecnología y que empezará a ponerla en práctica de forma habitual muy pronto. Así, el Imperial College de Londres se convertiría en la primera Universidad que utiliza hologramas para la docencia ampliamente.

En un primer momento, la Universidad quiere beneficiarse de la tecnología holográfica para ponentes que se encuentren en el extranjero y para otras actividades de la escuela de negocios, aunque es también esperan que el uso de esta tecnología se vuelva común en el Imperial College.

Pese a que el uso que quieren dar a los hologramas en la Universidad podría suplirse perfectamente con un servicio de videoconferencia, lo cierto es que los hologramas dan una mayor sensación de presencia. Además, desde el Imperial College de Londres aseguran que los alumnos podrán interactuar con los profesores.

¿Cómo funciona?

Los ponentes tienen ante sí un monitor de alta definición que les permite dirigirse a determinadas personas, e incluso mirarles a los ojos. Pueden aparecer varios ponentes a la vez, pues solo tienen que situarse en un estudio, sobre un fondo negro y con iluminación a ambos lados. Se trata de una técnica desarrollada por Arht Media, empresa canadiense que ha diseñado un sistema más asequible tanto a nivel técnico como económico.

No se trata de hologramas propiamente dichos, porque se proyectan sobre una pantalla de cristal y se utiliza un software específico para dar sensación de profundidad a la retransmisión. Sin embargo, con el sistema de Arht Media casi cualquier universidad del mundo puede utilizar esta tecnología, ya que cuesta alrededor de unos pocos miles de euros. De hecho, el Imperial College hará una prueba para que uno de sus profesores ofrezca una conferencia en una escuela de economía de España en febrero.

Los creadores de este nuevo sistema y el propio Imperial College de Londres están convencidos de que será un éxito sin precedentes, ya que permite que el conocimiento entre universidades viaje y un mismo ponente pueda ofrecer conferencias en distintos lugares al mismo tiempo.