Pharos es un robot que ayuda a las personas mayores a hacer ejercicio y la Universidad de Alicante participa en su desarrollo.

La Universidad de Alicante vuelve a ser ejemplo de innovación tecnológica, esta vez, en el campo de la robótica. Pharos es un androide capaz de recomendar a las personas mayores todo tipo de ejercicios físicos para mejorar su movilidad, y también de corregirles para que los lleven a cabo correctamente.

Se trata de un robot encargado de vigilar la salud de las personas de edad avanzada que desarrollan conjuntamente la Universidad de Alicante, la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidade do Minho, en Portugal.

Pharos es interactivo y pretende ser un asistente virtual amigable y fácil de utilizar por los mayores. El objetivo de sus investigadores es que se convierta en un compañero más que les ayude a llevar una vida sana, al recomendarles actividades físicas de forma personalizada.

El equipo encargado de crear a Pharos reconoce que se trata de un robot que podrá ayudar a muchas personas en el futuro próximo, debido al creciente envejecimiento de la población en el mundo entero, y sobre todo en los países desarrollados.

El proyecto es muy avanzado a nivel tecnológico, ya que Pharos no sólo puede recomendar ejercicios físicos personalizados, sino que incluye un complejo sistema de Inteligencia Artificial (AI) capaz de reconocer el desempeño de la actividad y corregirla. De este modo, el androide interactúa con el usuario, que es la fase que actualmente perfeccionan los investigadores.

Lo más atractivo de Pharos es que no solo puede ayudar a los mayores a nivel físico, sino que, gracias a un minucioso sistema de seguimiento, es capaz de frenar el deterioro cognitivo asociado al empeoramiento del estado de salud del usuario.