La vuelta a los entrenamientos sin riesgos

El país se encuentra en las últimas fases de la desescalada y la reapertura de centros deportivos, gimnasios o piscinas es una de las pruebas más importantes para evitar un repunte del virus.

La escena deportiva nacional vuelve a cobrar vida y protagonismo. Futbolistas, ciclistas, baloncestistas, tenistas o runners retoman ya sus entrenamientos habituales. Y no solo al aire libre, sino en las instalaciones de los centros deportivos. Por este motivo, tanto los deportistas profesionales como los aficionados, tienen claro que las medidas de protección y seguridad deben extremarse durante los meses siguientes.

En este sentido, una empresa estadounidense ha diseñado y puesto a la venta un nuevo tipo de mascarillas deportivas reutilizables, transpirables y resistentes al agua. Una equipación de alto rendimiento, que anula el 99,99% del COVID-19 en menos de 10 minutos gracias a su tratamiento con PROTX2, y que evita además la inhalación de bacterias y microbios durante la actividad física.

De entre todos los deportes, el más habitual en estos días de desconfinamiento ha sido el running. Al comprar mascarillas running, con un diseño especial, sus usuarios evitan la sensación de ahogo provocada por las mascarillas de tela normales, consiguiendo así una mayor protección contra el virus. Los primeros días de la pandemia, al no existir posibilidad de adquirir estas mascarillas deportivas, muchos deportistas optaron por soluciones caseras o, directamente, por la desprotección; un verdadero problema a efectos de salud pública.

Afortunadamente, la innovación ha alcanzado a estos productos sanitarios. Ofreciendo una solución efectiva para la práctica de cualquier deporte sin obviar la máxima protección y seguridad.

A día de hoy se desconoce cuánto tiempo se deberán usar las mascarillas. Es posible que la llamada “nueva normalidad” ya incluya este artículo sanitario como un elemento más en la vida de todas las personas, por lo que la consideración de implementarlas a las actividades diarias, tanto deportivas como sociales, es sin duda un ejemplo de responsabilidad y sentido común.

Mascarillas deportivas para la «nueva normalidad deportista»
4.5 (90%) 2 votes