marketing de proximidad

Marketing de proximidad: los nuevos flyers digitales

¿Qué es el Marketing de proximidad?

El marketing de proximidad es una técnica de marketing que permite, a través de la geolocalización de los móviles, poner en marcha acciones de marketing específicas para personas que se encuentran en un lugar concreto en un momento determinado. Un nuevo aliado para tus estrategias de marketing online.

La máxima expresión de la efectividad…

Pongamos como ejemplo un restaurante. Con esta estrategia conseguiremos monitorizar datos tan relevantes como el número de personas que entran, el momento de mayor densidad de clientes o la duración media de cada uno dentro del establecimiento…

Con esos datos en la mano podemos hacer muchas cosas para mejorar el tráfico de clientes al negocio físico de qué se trate.

Imagina: alguien que transita por las proximidades de tu negocio recibe, en tiempo real, un mensaje proponiéndole una oferta, un descuento, el menú del día, la nueva colección de ropa de temporada o un abono para el gimnasio…

Y no solo eso, ese potencial cliente va a recibir la misiva en el momento justo; por ejemplo, un mensaje con un nuevo menú y un precio especial a las 13:00 h. -cuando las tripas empiezan a despertarse-.

Como ves, se trata de persuadir a un potencial cliente; pero sin ser demasiado intrusivo: solo a través de un mensaje de texto y sin tener que pasar por el trago incómodo de un puñado de comerciales con las manos llenas de flyers

Y el efecto, muchas veces, es impresionante.

Ahora la pregunta es: ¿Cómo crees que funciona esto?

¿Cómo funciona exactamente el marketing de proximidad?

La respuesta es breve: a través de herramientas tecnológicas de diferentes tipos.

Estas son las más destacadas:

Beacons

La primera es el marketing wifi de los Beacons: un aparato pequeño que emplea bluetooth de corto alcance para identificar a los dispositivos móviles que entren en su radio de acción.

Cuando el potencial cliente entra en los dominios del Beacons, entonces la acción de marketing que hayamos programado se dispara: oferta, descuento, presentación de una tienda.

Y no es ninguna tontería. 

Piensa que la madre del cordero del marketing es establecer una comunicación directa con el llamado buyer-persona (cliente perfecto) para influir en su comportamiento o conducta cuando muestra un interés por un producto o servicio.

Una persona que camina por una zona de tiendas o de restaurantes es potencialmente alguien que quiere comprar o comer. En muchos casos, turistas que no conocen el lugar y a los que, de algún modo, estás ayudando.

Las ventajas son muchas, dado que esta tecnología está ahora en todo lo alto y aporta datos relevantes. 

De hecho, con este dispositivo puedes llegar a conocer dónde se detiene más un cliente dentro de tu tienda, qué productos le interesan o cuánto tiempo permanece.

¿Interesante, verdad? Pues bienvenido a la revolución de los Beacons.

Sabiendo estas cosas ya estás preparado para aumentar la experiencia del usuario en la tienda física y a ofrecer aquello que más le va.

Pensarás que esto tiene un problema evidente: si el bluethoot del usuario no está activado, de nada nos vale esto.

Y tienes razón; pero por suerte esta tecnología implementa ultrasonidos que disparan el mensaje al terminal de forma directa.

Como ves, está todo controlado.

Códigos QR

Son mucho más conocidos que Beacons, está claro.

Mediante este tipo de códigos una persona puede acceder a nuestras ofertas, programación o landing de venta.

Eso sí, es él quien debe dar el primer paso.

Por eso los QR funcionan mejor si se promocionan de algún modo: indicando en un cartel y con un buen copy, que despierte el interés de los potenciales clientes.

Muchas tiendas incluyen ese código en una pegatina sobre la fachada de sus negocios sin ninguna explicación ni gracia. Es normal que la cosa no funcione demasiado si no se pone interés en ello –no somos animales de demasiadas acciones sin consecuencias palpables-.

Pónselo fácil a tus clientes.

Conexión WIFI ¿gratis?

Por desgracia, no hay nada gratis en esta vida…

Algunos negocios ofrecen wifi gratis; pero en realidad es un intercambio tácito: tu me das tu conexión, yo te doy mis datos. 

Y esto no creo que represente ya ningún problema. Todos sabemos que nuestros datos son el una tarjeta de acceso a cosas; algunas mejores y otras peores. Pero nadie se ofende ya por dar sus datos; sobre todo si sabe que va a obtener algo a cambio.

Por eso, alguien que decide tomar prestado tu wifi durante un rato, también puede ser susceptible de valorar positivamente una buena oferta por tu parte.

Recuerda, somos animales de consecuencias… Y, si eres empresario, es bueno que sepas cómo funciona el marketing wifi.

Algunos ejemplos de marketing de proximidad que ya conoces muy bien

Aeropuertos

AENA puso en marcha una acción de marketing bondadosa cuando instaló Smart Airports, dándole la posibilidad a los viajeros de descargar una aplicación a través de sus móviles que les indicaría en todo momento la información completa de los vuelos: puertas de embarque, retrasos, cambios de vuelo, etc.

Mc Donalds

Hace tiempo, la cadena de restaurantes, hizo lo mismo que AENA pero para sus locales de Mc Café en Estambul.

El mensaje que se mandó a los usuarios del local fue promocionar un nuevo refresco con sabor a café que, del que más del 35% de las personas que recibieron el mensaje dieron buena cuenta.

Si tienes un negocio físico deberías probar alguna de estas iniciativas porque con ellas solo puedes ganar clientes.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Carlos

Carlos

Ingeniero de software. Me muevo como pez en el agua en .net, asp y la solución de comercio electrónico NopCommerce.
Lo último

Artículos relacionados