Limpieza de barcos con drones

Keelcrab Sail One: Limpieza de barcos con drones

Disponer de una embarcación requiere de un gasto en mantenimiento periódico que puede llegar a ser muy costoso. Al navegar, o incluso teniendo el barco amarrado en el puerto, la suciedad y organismos vivos, como pequeños moluscos o algas, se incrustan en el casco causando daños y un mayor gasto de combustible debido a la fricción.

La limpieza de un barco se ha ceñido tradicionalmente a tres casuísticas:

  • Pagar a un buzo que limpiara manualmente el casco
  • Varar la embarcación para proceder a limpiarla manualmente con agua a presión
  • Utilizar un complejo sistema de ultrasonidos

Todas estas alternativas, además de costosas, requerían de una enorme cantidad de tiempo y dedicación; solo sacar el barco a tierra firme requiere de un proceso muy específico y la intervención de varias personas, entre ellas, la del propio dueño de la embarcación.

La aparición de Keelcrab Salil One en el mercado cambia completamente las reglas en la limpieza de barcos. Se trata de un dron, que es controlable por el propio dueño o por profesionales del sector, que actúa eliminado cualquier incrustación, impureza o restos orgánicos del casco. Además, y gracias a la cámara submarina que incorpora, la máquina inspecciona centímetro a centímetro la zona revelando malformaciones, hendiduras o, incluso, desperfectos que pudieran causar problemas en la navegación.

¿Cómo funciona el Keelcrab Sail One?

Este dron se opera a control remoto con un mando y a través de un una pantalla. Su peso es de 10 kilos y su tamaño no sobrepasa los 43 centímetros y su mecánica consiste en adherirse al casco de la nave por medio de una bomba hidráulica que le facilita el desplazamiento en cualquier dirección y a cualquier profundidad.

El aparato dispone de una cámara IP68 de alta resolución subacuática con luz LED que revela el estado real del casco: fisuras, golpes o abollados, y sega cualquier elemento adherido hasta 3 milímetros con unos cepillos dentados de goma y nylon.

Los avances tecnológicos han permitido avanzar y desarrollar sectores que tradicionalmente dependían en exceso de la mano de obra, los recursos y el tiempo. En el caso de las empresas de limpieza especializadas en limpieza de embarcaciones, los drones sumergibles han supuesto una verdadera revolución que consigue ahorrar costes y brindar un servicio realmente eficaz en un tiempo récord y con resultados duraderos (las limpiezas manuales requerían, al menos, dos revisiones anuales. Con Keelcrab basta con una).

Un avance importante en un sector que necesita ofrecer servicios cada vez más competentes y profesionales. 

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último

Artículos relacionados