Martin Ford, ingeniero en robótica, escritor y uno de los expertos más críticos con la evolución de la inteligencia artificial, aventuró que “cuando se instaure, la inteligencia artificial será como la electricidad. Todo dependerá de ella».

No cabe duda de que la implantación de esta tecnología traerá muchos beneficios (algunos notables dentro, por ejemplo, de la lucha contra el cambio climático), pero también muchas cuestiones aún por resolver: ¿realmente sustituirá la máquina al hombre en determinados segmentos laborales?

A día de hoy, son Asia y EEUU quienes lideran los avances más significativos en inteligencia artificial. Europa, aún en los albores de su apuntalamiento como actor significativo, se suma a la carrera por la investigación y el desarrollo de la IA con un movimiento estratégico: el de consolidarse como un referente de esta tecnología en busca de beneficios económicos y sociales.

Para conseguir este propósito de integración y competitividad, se ha designado a Alicante como sede de uno de los centros de referencia en investigación de inteligencia artificial de Europa, incluyéndola en la red que forman los casi veinte centros de once países europeos que componen el ELLIS (Laboratorio Europeo de Aprendizaje y Sistemas Inteligentes). Una designación con evidentes beneficios para la ciudad:

  • En primer lugar, por la fuerte apuesta que hace el Consell en la Comunitat Valenciana, particularmente en Alicante, para que esta sea un eje de referencia en la investigación de nuevas tecnologías, procurando que la inteligencia artificial se enfoque a la producción de beneficios socioeconómicos y no en avances descontrolados que pudieran perjudicar a las personas.
  • En segundo lugar, por la oportunidad que ofrece para atraer nuevos talentos y potenciar aquellos de los que ya se dispone.

La decisión de apostar por Alicante se hizo pública en un encuentro científico celebrado a principios de diciembre en Vancouver (Canadá) donde el Presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, tuvo ocasión de recordar que la ciudad de Alicante, además, es un referente en la innovación e investigación por ser también la sede de la Agencia Valenciana de Innovación, de la Consejería de Innovación y del Distrito Digital.

De este modo, y junto con la inclusión en la red ELLIS, Alicante se pone a la vanguardia de una tecnología que, en la siguiente década, promete cambiar aspectos esenciales de nuestra economía, ciencia, sociedad y cultura globales.

Las investigaciones a las que esta red se va a dedicar incluyen materias como aprendizaje automático fundamental, visión por computadora, procesamiento del lenguaje natural, la robótica, IA centrada en el ser humano y confiable, medioambiente, diseño de sistemas autónomos, biología y salud, pero, fundamentalmente, la investigación de redes neuronales profundas que, en definitiva, permitan a las computadoras aprender y generar experiencia.