La alternativa china del GPS, BeiDou, ha comenzado a operar a nivel mundial.

La propuesta de China para la navegación por satélite ya tiene cobertura global. BeiDou es un sistema de navegación que empezó a ofrecer cobertura en la región Asia-Pacífico en 2012 y que apenas seis años después ya es capaz de operar en el mundo entero.

El director de la oficina de navegación por satélite de China, Ran Chengqui, ha anunciado que el sistema de navegación, “independientemente desarrollado y operado por China“, ya opera a nivel mundial gracias a sus satélites BDS.

De este modo, el país asiático se suma a las iniciativas de Rusia, con Glonass, y de Europa, con Galileo, de presentar competencia al más conocido sistema de navegación satelital: el GPS norteamericano.

Aunque el sistema de posicionamiento estadounidense (GPS) es el que domina actualmente este mercado, BeiDou, la propuesta de China, se alza como un claro competidor al haber lanzado con éxito 43 satélites al espacio hasta la fecha. Solo con su tercera generación de satélites BDS, China planea igualar para el año 2020 los 31 satélites operativos de Estados Unidos.

De ser así, China superaría con creces las propuestas de los otros tres proveedores de servicios satelitales del mundo y se abriría camino en su intención de convertirse en el líder mundial de la tecnología espacial.

Aplicaciones de BeiDou

El Gobierno chino puso en funcionamiento el programa para el desarrollo de BeiDou con el objetivo de reducir la dependencia de sus fuerzas armadas con respecto a la tecnología occidental, en concreto, al GPS norteamericano.

BeiDou ha tenido más aplicaciones desde que se lanzó, no solo como sistema de geoposicionamiento, sino como tecnología para usos tan variados como el transporte, la agricultura, el lanzamiento de misiles de precisión o el envío de mensajes, donde ha llegado a regiones que ningún otros sistema había podido alcanzar.

Actualmente, ya son muchos los teléfonos móviles que soportan la geolocalización a través de BeiDou. Las marcas fabricantes chinas, como Huawei, Xiaomi o ZTE, ya pueden combinar los servicios de posicionamiento GPS y BeiDou gracias a la reciente cobertura mundial del sistema chino.